BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

miércoles, 12 de junio de 2013

LOU ANDREAS SALOME y NIETZSCHE ALGO EN COMUN?





Novelista, ensayista, psicoanalista, y amiga inspiradora de autores y pensadores como Nietzsche, Rilke y Freud. Lou Andreas-Salomé escribió profusamente sobre crítica literaria, filosofía y psicoanálisis.
 Por su indiferencia ante las convenciones morales y una curiosidad insaciable, Andreas-Salomé representó un desafío para la sociedad de la época.
 Louise Andreas-Salomé nació en San Petersburgo en una familia judía adinerada. Su padre fue General en el ejército ruso y su madre la hija de un próspero fabricante de azúcar. Andreas-Salomé era la única hija mujer entre cinco varones. Su relación con su padre fue muy estrecha, al igual que con sus hermanos mayores que la protegían y la adoraban.
   El padre de Andreas-Salomé murió cuando ella tenía 17 años, lo que dio origen a una etapa profundamente religiosa.
  El pastor protestante luterano Hendrik Gillot le dio clases particulares de filosofía y religión. Veinticinco años mayor que ella y casado con dos hijos, le propuso matrimonio, por lo que tuvo que dejarlo como tutor y viajó con su madre a Suiza, donde entró en la Universidad de Zurich, una de las primeras estudiantes mujeres. 
  Allí estudió filosofía, historia del arte y religión comparada.Ya en San Petersburgo, Andreas-Salomé había tenido problemas de salud, pero luego de contraer una enfermedad pulmonar, los médicos le dieron unos pocos años de vida.
  Para mejorar su salud fue a Italia. En Roma conoció a Paul Rée, jugador y filósofo con quien vivió en un menage a trois por cinco años, aunque es posible que Andreas-Salomé haya sido virgen hasta 1890. A los veintiún años Andreas-Salomé conoció a Friedrich Nietzsche, amigo de Paul Rée. Nietzsche que tenía treinta y siete años se enamoró a primera vista. “¿De qué estrellas caímos para encontrarnos aquí?” fueron sus primeras palabaras al conocerla. 

  Andreas-Salomé fue el amor más doloroso de Nietzsche. “… Deseo tanto tener cerca un alma como ésta”, escribió Nietzsche a Rée. Elizabeth, hermana de Nietzsche, ayudó con su constante repudio y críticas de Andreas-Salomé debido a sus celos, a que finalmente dejara a Nietsche y a Paul Rée, con lo que el primero entró en estado de profunda depresión casi suicida.

  Andreas-Salomé publicó su ensayo sobre el pensamiento del filósofo, Friedrich Nietzsche in seinen Werken (1894), en el que lo describió como “un genio religioso enfrentado a la muerte de Dios”. El primer libro de Andreas-Salomé, Im Kampf um Gott(1885), una novela autobiográfica tuvo gran éxito. También se lo considera su mejor libro en prosa. 
  En 1887 Andreas-Salomé se casó con el orientalista y filólogo Frederick Carl Andreas, dieciséis años mayor que ella. Se dice que el matrimonio que duró 40 años nunca se consumó. Andreas-Salomé consideraba la relación entre su sexualidad y sus intereses de tipo intelectual “por naturaleza” conflictivos.
  De 1897 a 1901 Andreas-Salomé tuvo un romance con Rainer Maria Rilke. El poeta tenía 14 años menos que ella. Juntos visitaron Rusia donde conocieron a Leo Tolstoy. En 1911 Andreas-Salomé conoció en Suecia al medico y analista Poul Bjerre, quien la invitó al Tercer Congreso Internacional Psicoanalítico, donde conoció a Freud. Más tarde Andreas-Salomé ayudaría a Victor Tausk, colega brillante de Freud con sus publicaciones. 
  Tausk se suicidó en 1919. Antes de conocer al fundador del psicoanálisis, Andreas-Salomé había publicado un estudio sobre el amor sexual, Die Erotik (1911). En 1912 pidió permiso a Freud para ir a Viena y hacer estudios psicoanalíticos. Freud más tarde diría de ella: “una mujer de peligrosa inteligencia”. 
  En Viena, Andreas-Salomé también conoció a Adler, con quien luego tuvo desavenencias. Por un breve período, Andreas-Salomé fue la alumna más cercana de Freud y participó de las reuniones internas en su casa cada miércoles. Mantuvo correspondencia con Freud durante más de dos décadas.
  A partir de 1913 Andreas-Salomé trató pacientes practicando el psicoanálisis, pero sólo en 1920 comenzó a ganar cierto reconocimiento profesional. Una profunda observadora de la naturaleza humana, Andreas-Salomé utilizó su talento para ayudar a sus pacientes, a veces sin cobrarles. El trabajo psicoanalítico más famoso de Andreas-Salomé fue ‘Narzissmus als Doppelrichtungen’ (1921), publicado en Imago, donde publicó varios de sus ensayos.
   Andreas-Salomé llevó las ideas de Freud hacia una nueva dirección y argumentó que el amor y el sexo son el encuentro del yo con la mitad perdida. Freud consideró su artículo sobre erotismo anal de 1916 como una de los mejores ensayos que publicó.
 Lou Andreas-Salomé murió de uremia en Göttingen siete años después que su marido. Freud se enteró de su muerte por un periódico.
 Sus libros autobiográficos, Grundriss einiger Lebenserinnerungen (1933) y Lebensrückblick (1951), ofrecen una oportunidad fascinante de conocer su punto de vista sobre su propia vida y las personalidades con las que convivió. Sus estudios literarios y analíticos eran tan conocidos en Göttingen, la ciudad alemana donde vivió los últimos años de su vida, que la Gestapo esperó a después de su muerte para quemar su biblioteca.

   Una frase de Salome....

“Si dejo sueltos mis pensamientos, no encuentro a nadie.Lo mejor, después de todo, es la muerte”. A. S.