BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

sábado, 2 de marzo de 2013

SIMPLEMENTE MUJER

Quiero dedicar este articulo de las mujeres que en forma anónima hace de puntal en una familia, a veces en soledad. A través del tiempo se fueron dando las condiciones para que se insertara en la sociedad actual, por supuesto como resultado de la lucha y participación de aquellos que interpretaban que las mujeres que habian sido siempre protagonistas de nuestra historia no podían estar ausentes de la evolución de la misma. 
Hagamos un poco de historia
A comienzos del siglo XX también los pensamientos anarquistas, socialistas y comunistas consideraron que la educación era un derecho al que debia acceder la mujer, ésta idea se sumaba en nuestro país al sistema de la división del trabajo, creciendo la incorporación de la mujer al mercado laboral.
Hacia mediados de la década del 40 comienzan a aparecer avisos publicitarios de academias o escuelas para diversas especializaciones, las revistas dan pautas para el comportamiento de la mujer en la sociedad, como agradar, consejos para embellecerse, ayuda para la buena relación con los padres o los hijos, comenzando asi a poner en contacto a la mujer con un mundo que hasta ese momento no se atrevia a tocar.
En nuestro país el 22/9/1926 se sancionó la ley de los "Derechos Civiles de la mujer" que actualmente dice en uno de sus artículos "La mujer mayor de edad, cualquiera sea su estado, tiene plena capacidad civil", pero recien fue en el año 
1947 cuando se le concedió los derechos políticos por la ley 13.010.
El mundo moderno, con todos sus cambios ha obligado a variar los hábitos de la mujer, como consecuencia de la adquisición de derechos civiles y políticos y además porque ha tenido que salir a trabajar a la par del hombre, dejando de atender como antes lo hacia exclusivamente su hogar y sus hijos, éste hecho ha alterado los roles y pasó de la subordinación de la mujer a la autoridad del marido, a una unión basada en la igualdad.
Mucho camino ha tenido que recorrer la mujer para lograr lo que en este momento tiene, debo reconocer tambien que éstos cambios se han hecho ayudada con hombes que vieron en ella no a una esclava dispuesta a hacer realidad todos sus deseos, sino a un ser humano con los mismos derechos es tambien una muestra de inteligencia.
Ya poco queda de aquella mujer callada, simple y obediente de antaño siempre presta a obedecer hasta el sacrificio los deseos de su esposo, pero los cambios han agregado mas responsabilidad a su vida, contrariamente a lo que le sucede al hombre. Disfrutamos hoy de todo lo ganado, pero nos siguen exigiendo además ser amantes esposas, entonces a veces nos preguntamos si en alguna forma no seguimos siendo esclavas, pues aún hoy se espera de nosotras que a pesar de todas las obligaciones fuera y dentro del hogar, esperemos al esposo radiantes, pintadas y de buen humor, alli es todavia donde las cosas no se han igualado, de ambos sexos depende poder llegar a un término medio, seguramente asi será algún dia, pues este es el único camino para ser feliz, ya que ambos hemos sido creados para compartir y crear un lugar mejor en este mundo loco, loco, nuestro.

Extractado de un trabajo sobre 
"El papel de la mujer en el S.XX"