BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

sábado, 4 de junio de 2011

El Siglo 21 es el de la igualdad de las mujeres: Sabina Berman


MAZATLÁN._ Sabina Berman dice que el proceso que está viviendo la mujer, de igualdad social, política y económica, es irreversible y que en este siglo se va a conseguir.

"Solamente si nos conquistan los musulmanes no sucedería. Las implicaciones de que suceda no las sabemos, pero se puede perder algo valioso en esa conquista, porque las mujeres heredamos una tradición de empatía, horizontalidad, servicio a los otros, pero no es seguro que ese cruce a la igual signifique que se mantengan esas cualidades, puede ser que en el tránsito se pierdan esas virtudes femeninas", comentó.

"En 1990 las mujeres empezaron a egresar de las universidades en el mismo número que los hombres, en ese momento se hizo irreversible el proceso de igualdad. Además, las mujeres son mejores estudiantes, más comprometidas y obtienen mejores calificaciones. Eso dicen las estadísticas en el mundo".

Comentó que la mujer va más adelante que la cultura social, por eso todavía va contra la corriente.

"Cada que decides algo sacrificas el resto del universo, algunas mujeres deciden vivir plenamente su profesión o su pareja y no tener hijos, la maternidad no es algo indispensable, como sí lo es respirar".

Las novelas y obras de teatro de Berman se mueven en el ámbito de la comedia, todas están impregnadas de humor.

"La comedia y la tragedia son dos formas de vivir y de sentir la vida, hay gente trágica y existen personas cómicas, muchos están en la tragicomedia, son maneras de organizar la experiencia", dijo.

"El poder, como lo conocemos en occidente es trágico, porque siempre nos está llevando a guerras, a sacrificios mayores. Yo veo la vida desde la comedia, odio la tragedia, cuando lo trágico va a mi vida hago cualquier cosa para salir de eso, me enamoro, por ejemplo. Ese es el estado más cómico de la vida, porque estás confundido con la otra persona, no te quieres separar de algo que de por sí está separado de ti, es muy divertido".

Berman defiende el sentir sobre el pensar.

"Existimos y una parte de nosotros piensa, pero estamos amaestrados desde el primer año de vida para creer que somos nuestros pensamientos, y eso va en contra de la realidad, y nos hace infelices" compartió.

"En el futuro hay un pacto distinto con el estar en la vida, dejar nuestro pensamiento y dejarnos guiar por nuestras sensaciones, nuestro cuerpo. Esa experiencia te la da muy fácilmente la música, el deporte y la danza, porque se sienten, no se piensan. La inocencia es lo más cercano a la iluminación".