BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

sábado, 31 de julio de 2010

OBISPOS MUJERES DEBATE ENTRE LOS ANGLICANOS


La ordenación de obispos mujeres ha sido un paso importante en la Iglesia Anglicana de Inglaterra, donde la autoridad del arzobispo de Canterbury, que proponía una solución conciliadora entre las posiciones liberales y tradicionalistas, ha quedado resentida.

Desde 1991 se afianzó la admisión de la mujer en el sacerdocio anglicano, por lo que era previsible un debate sobre la consagración de obispos. La semana última se votó en el Sínodo General una propuesta de los arzobispos de York, John Sentamu, y de Canterbury, Rowan Williams, que permitían a los fieles y sacerdotes que se resistían a aceptar un obispo mujer someterse a la autoridad de otro pastor, diferente del de su diócesis.

Esta propuesta fue aceptada por las cámaras de obispos (25 votos a favor y 15 en contra) y de laicos (106 a 86, con cuatro abstenciones), pero rechazada por la cámara de clérigos, por apenas seis votos (90 a 84, y cinco abstenciones), todo un desafío a la autoridad del arzobispo de Canterbury, que históricamente ejerció un liderazgo moral en la Iglesia Anglicana.

La decisión del modo en que se cumplirá la consagración de obispos mujeres volverá ahora a las diócesis y parroquias, y será votada en otro sínodo dentro de 18 meses. Rechazan la propuesta, principalmente, las corrientes anglocatólicas, con una tradición más cercana a la Iglesia Católica, y los sectores más reformistas, para quienes el hombre debe estar a la cabeza.

"No son mayoría, pero sí un porcentaje significativo. Si los que están en desacuerdo con la propuesta de Canterbury se movilizan, pueden ganar más voluntades", dijo a LA NACION el arzobispo de la Iglesia Anglicana en el Cono Sur, Gregorio Venables.

Radicado desde hace 32 años en la región y primado desde hace una década, explicó que el debate aún no llegó a la Argentina.

La Iglesia Anglicana tiene unos 80 millones de fieles en todo el mundo y casi 40.000 en el Cono Sur.

"Somos una familia. Lo que se hace en una parte afecta a todos. Pero los fieles viven principalmente su realidad local", comentó el arzobispo, consciente de que el frente más conflictivo de la tormenta se da en Estados Unidos, con las ordenaciones de sacerdotes homosexuales.

mvedia@lanacion.com.ar