BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

jueves, 10 de junio de 2010

LA MUJER EN EL PERIODISMO


Desde sus tímidos comienzos a nivel mundial, en la Europa del siglo XVIII, la presencia femenina en el periodismo ha sido cada vez más contundente. Aquí, en vísperas del Día del Periodista, que se celebra cada 7 de junio, un recorrido por los espacios más destacados que han gestado y sostenido las mujeres que lucharon para denunciar, expresarse y comunicar.

TEXTOS. ANA MARIA ZANCADA. FOTOS. EL LITORAL.

“En el teatro de la memoria, las mujeres son sólo sombras” Michelle Perrot.

Sin caer en el extremo de un desorbitado feminismo, podemos asegurar que la presencia de la mujer en la historia de la humanidad fue una ausencia disfrazada. Porque estuvo siempre presente, pero en segunda línea. Durante muchos siglos observó silenciosa el devenir de los acontecimientos sin un protagonismo activo, con una débil o nula representatividad.

Dedicadas a la producción doméstica, su obra era consumida rápidamente. Hacedoras de vida, el hijo varón era el que merecía la atención paterna mientras que la hija quedaba relegada, integrando un eslabón más de una cadena interminable. La historia les exigía, para ser tenidas en cuenta, ser muy piadosas o escandalosas. Incluso a través del matrimonio, al perder su nombre, su invisibilidad era completa.

Sin embargo, el cambio se iba a producir. En el siglo XVII, Condorcet preconiza la instrucción de la mujer alegando que tenían los mismos derechos que el hombre. No sabemos si en realidad esta manera de pensar haya incidido en su decisión de envenenarse.

Mientras tanto, aquella que podía acceder a la lectura y escritura utilizaba la correspondencia como ejercicio intelectual y desahogo de su soledad. En épocas en que Internet ni siquiera podía soñarse, las cartas iban y venían almacenando sueños, amores, suspiros y dolor. Madame de Sevigné fue una virtuosa en el género; George Sand, una campeona. Sin olvidarnos del diario íntimo, que en la mayoría de las ocasiones era destruido por las llamas.

LA PRENSA FEMENINA

Pero no nos desviemos del tema principal. Lo cierto es que la mujer estuvo siempre, desde que aprendió a leer y escribir, presente en la comunicación. Primero en forma personal y luego intentando un lazo con sus congéneres.

No por casualidad, los primeros intentos fueron referidos a la moda, tema afín a todas. Y sus tímidos comienzos se dan a nivel mundial en el siglo XVIII. En París aparece, en 1759, el Journal des dames; en Londres, Female Spectator. Esta prensa comienza a infiltrarse silenciosamente y, ya en pleno siglo XIX, va afianzándose hasta tener una presencia activa dentro de la sociedad, como fue el caso del Journal des demoiselles, periódico mensual escrito e incluso financiado por mujeres.

De a poco la moda va quedando de lado, para comenzar a expresar los deseos reprimidos de una participación activa: el derecho de las mujeres al trabajo, con igualdad de salarios y -¡qué osadía!- el derecho al voto.

Lentamente, la mujer va penetrando en el masculino oficio del periodismo

Nota extraida de Diario El Litoral. www.ellitoral.com